buscar
     

Artículos Originales


EL DIAGNÓSTICO DE LA CISTICERCOSIS HUMANA POR ELISA

Salud Pública Méx 1994; Vol. 36(4):393-398

Indice

Autores


ANGELES MONDRAGÓN, BIOL., M. SC., (1) AGUSTÍN PLANCARTE, BIOL., M. EN C., (1) ANA FLISSER, BIOL., DRA. EN C. (1)

(1) Departamento de Microbiología y Parasitología, Facultad de Medicina, Universidad Nacional Autónoma de México.

Resumen

Se analizaron los datos de inmunodiagnóstico de la cisticercosis humana por ELISA en 1052 muestras de líquido cefalorraquídeo (LCR) o de suero que se obtuvieron directamente de los pacientes o a través desus médicos, en diferentes hospitales, entre 1989 y 1991, como resultado del servicio de apoyo diagnóstico que se ha ofrecido a la comunidad médica desde 1976. La positividad global fue del 18 por ciento; este valor disminuyó ligeramente cuando se analizó sólo LCR (14%) y fue mucho menor en el caso de sueros (4%). Al analizar los resultados de positividad de las muestras de LCR en ELISA, con respecto a los hallazgos imagenológicos, se encontró un valor predictivo del 93 por ciento, rnientras que en los casos de extirpación de cisticercos por neurocirugía se obtuvo 67 por ciento de sensibilidad. El alto valorpredictivo positivo y la especificidad y la sensibilidad de ELISA, indican que este ensayo es útil para confirmar el diagnóstico irnagenológico de neurocisticercosis al emplear LCR, o para usarlo como alternativa diagnóstica en ausencia de estudios de imagen.

Palabras clave: cisticercosis humana, ELISA, inmunodiagnóstico, líquido cefalorraquídeo, neurocisticercosis, pacientes hospitalizados, suero

Abstract

An analysis of immunodiagnostic data for human cysticercosis by ELIsA in 1 052 cerebrospinalPuid (CSF) and serum samples obtained directly from patients or their physicians from different hospitals during 1989-1991, as a result of the diagnostic support service that has been offered to the medical community since 1976, was peiformed. Overall positivity was 18 per cent. This value was slightly lower when only CSF was analysed (14%) arzd lowest in the case of serum sainples (4%). Analysis of the CSF positivity in ELISA with respect to imaging findings yielded a predictive value of 93 per cent while in cases of excision of cysticerci by neurosurgev 67 per cent sensitiviiy was obtained. The high positive predictive value, the specifici and the sensitivity of ELISA indicate that this assay is useful to confirm the imaging diagnosis of neurocysticercosis when CSF is used or it can be used as a diagnostic alternative when imaging studies are not available.

Key words: human cysticercosis, ELISA, immunodiagnosis, cerebrospinal fluid, neurocysticercosis, hospitalized patients, serurn

Solicitud de sobretiros: Dra. Ana Flisser. Departamento de Microbiología y Parasitología, Facultad de Medicina, Universidad Nacional Autonórna de México. Edificio A, 20. piso, Ciudad Universitaria, 04510 México, D.F.

Introducción

LA CISTICERCOSIS HUMANA representa un importante problema de salud en la República Mexicana, ya que es una parasitosis frecuente del sistema nervioso central que puede causar una gran variedad de trastornos a la salud, inclusive la muerte. El ciclo de vida de Taenia soliurn involucra al ser humano como hospedero definitivo, al alojar a la forma adulta o solitaria, y al cerdo como hospedero intermediario, al alojar la forma larvaria o cisticerco. Sin embargo, el hombre también puede contaminarse al ingerir huevecillos de T. soliurn, desarrollando en ese caso cisticercosis en el sistema nervioso central, el ojo y el músculo estriado, principalmente.1

Es muy importante realizar un diagnóstico certero y oportuno, ya que actualmente existen drogas cestocidas muy eficaces para eliminar la infección.2 Sin embargo, no es sencillo establecer el diagnóstico de neurocisticercosis (NC), debido a que comprende una amplia variedad de manifestaciones que pueden confundirse con las de otros padecimientos neurológicos.3 Actualmente, uno de los métodos más útiles para el diagnóstico de NC es el de imagen, que incluye tomografía computada (TC) y resonancia magnética (RM). Las imágenes quísticas redondeadas, así como aquéllas en las que es aparente el escolex en el interior, son muy claras y decisivas.4 La principal desventaja de estas técnicas es su alto costo y la relativa inaccesibilidad, sobre todo en países en vías de desarrollo, además de que en ocasiones la apariencia de la imagen puede confundirse con otros procesos patológicos.5 Las técnicas inmunológicas aplicadas al diagnóstico de NC, cuyo fundamento es la búsqueda de anticuerpos anticisticerco en el líquido cefalorraquídeo (LCR) y el suero, a través principalmente de ensayos inmunoenzimáticos, son un apoyo importante por su bajo costo y accesibilidad. Una de ellas es el ELISA (del inglés Enzyme Linked Imrnuno-Sorbent Assay), que se utiliza actualmente en varios países.6-9 El ELISA es un método útil, especialmente para confirmar el diagnóstico en pacientes neurológicos, debido a su alta sensibilidad y buena especificidad;6-9 se ha empleado en este laboratorio durante varios años, para dar servicio de diagnóstico de NC a la comunidad médica. El objetivo del presente estudio fue analizar los resultados del ELISA realizado en muestras de LCR y suero de pacientes con sintomatología neurológica, enviados por diferentes instituciones hospitalarias, con el fin de valorar si efectivamente representa un apoyo al diagnóstico, así como establecer una comparación con hallazgos de TC y con el tratamiento proporcionado.

Material y Métodos

Entre 1989 y 1991, se recibieron 1502 muestras de LCR o de suero, procedentes de hospitales pertenecientes al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), a la Secretaría de Salud (SSA), a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y a Petróleos Mexicanos (PEMEX), en la Ciudad de México, acompañadas de una forma en la que el médico responsable del caso anotó los datos que le hicieron sospechar de una posible infección por cisticercos. Semanalmente se realizó el ELISA, siguiendo la técnica descrita para cisticercosis por Espinoza y colaboradores.9 En resumen, para el ELISA se utilizó como antígeno un extracto crudo de cisticercos de T. soliuin extraídos de cerdo, después de adsorber 10 ug/ml de antígeno en pozos (Immulon I, Dynatech) durante 30min se lavó tres veces con solución salina amortiguada con fosfatos-Tween 20 y se aplicó la muestra por duplicado (el LCR diluido al 1:10 y el suero al 1:256); la reacción antígeno-anticuerpo se incubó a 37°C durante 30 min. Después de lavar nuevamente, se agregó como segundo anticuerpo, IgG de cabra anti-IgG humana, acoplada a fosfatasa alcalina (Sigma Chem. Co.) a una dilución de 1500 y se incubó a 37°C durante 30 min. Posteriormente se lavaron los pozos y se incubaron con el sustrato p-nitrofenil fostato disodio (Sigma Chem. Co.) a 37°C, por 30 min; las reacciones se leyeron a 405 nm. Los datos de ELISA se evaluaron con la información recopilada en la forma respecto a TC y tratamiento.

Resultados

El análisis de la procedencia de las muestras recibidas semanalmente, mostró que los hospitales de especialidades del Centro Médico La Raza y del Centro Médico Nacional "Siglo XXI", ambos del mss, así como el Hospital Darío Fernández del ISSSTE, enviaron el mayor número de muestras (entre 115 y 321), mientras que el mayor número de casos positivos (22% a 30%) se obtuvo del Hospital 20 de Noviembre (ISSSTE), del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional "Siglo XXI" (IMSS) y del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (SSA). Se obtuvo una positividad global del 18 por ciento; este valor fue ligeramente más bajo en el caso de LCR (14%) pero mucho menor cuando se analizó el suero (4%). Estas proporciones variaron muy poco en los tres años analizados (cuadro I), al igual que con respecto al sexo (17% de hombres y 15% de mujeres).



Los resultados de positividad se cotejaron con los hallazgos en TC. No siempre se pudo hacer esta correlación, ya que el 23 por ciento del total de muestras no venía acompañado de la forma de datos debidamente llena. La correlación entre presencia de anticuerpos anticisticerco en LCR y hallazgos en TC se presenta en el cuadro II; los sueros fueron eliminados del análisis, ya que sólo había siete muestras positivas. Los porcentajes de positividad más altos se asociaron con hidrocefalia, imágenes de cisticercos, TC sugerente de Nc o la combinación de éstas. Por el contrario, no hubo ningún caso positivo asociado a imágenes de TC que no se relacionara con NC o pudiera tener otra etiología. Hubo 8 por ciento de muestras de LCR positivas, con imágenes de TC normales. El valor predictivo positivo se calculó tomando como estándar de oro al diagnóstico de TC; considerando que hubo 76 casos de NC y seis individuos con TC normal que fueron positivos a ELISA, el valor obtenido fue de 93 por ciento.



De los casos analizados, 115 habían recibido o estaban recibiendo tratamiento al momento del estudio (cuadro III). La positividad de los 76 casos que fueron sometidos a derivación ventrículo-peritoneal o ventrículo-atrial, fue del 47 por ciento; en el grupo que recibió tratamiento cestocida fue del 33 por ciento y del 67 por ciento en los nueve enfermos a los que se les extirpó un cisticerco por cirugía. Este último dato refleja el valor de sensibilidad del ensayo.



En la figura 1 se muestra la frecuencia de valores de absorbancia para las muestras de LCR y de suero. Se observa que existe un grupo de enfermos con NC con una baja respuesta de anticuerpos, y otro con una respuesta alta, reflejadas en el bajo o alto valor de absorbancia, respectivamente.

Discusión

El servicio de inmunodiagnóstico que este laboratorio ha ofrecido durante más de 15 años a la comunidad médica ha tenido una buena aceptación, ya que sin difusión dirigida y considerando que este apoyo lo ofrece un laboratorio de investigación y no de servicio, el número de muestras recibidas ha sido constante. De 1989 a 1991, se procesaron 1052 muestras, de un total de aproximadamente 7 000. El Hospital 20 de Noviembre, el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional "Siglo XXI" y el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía tuvieron un mejor diagnóstico inicial de NC, ya que fueron las instituciones de las que se obtuvo una mayor proporción de muestras positivas. En cuanto a la distribución de NC con respecto al sexo, al igual que en estudios previos,10,11 no se encontró ninguna asociación.

La positividad global fue del 18 por ciento; este valor fue mayor que los que se han proporcionado para NC en casos hospitalarios del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, en donde se ha informado de un 712 a un 11 por ciento.13 Al analizar los resultados del ELISA fue evidente que la positividad en LCR fue mucho mayor que en suero, lo que indica que el ensayo únicamente es confiable en muestras de LCR. Esto lo han mencionado varios autores, afirmando que el inmunodiagnóstico de NC sólo confirma la sintomatología neurológica, cuando la muestra analizada es LCR.6-9,14Además, se ha informado de la existencia de síntesis local de anticuerpos anti-cisticerco en el sistema nervioso central,15 lo que puede estar favoreciendo la mayor positividad en LCR con respecto al suero.

Hubo correlación entre el ELISA y los hallazgos tomográficos claramente asociados a NC, aunque la positividad no fue total. Esto se puede explicar por tres causas: no todos los casos tuvieron anticuerpos detectables; los hallazgos de TC no necesariamente fueron exclusivos de cisticercosis; y, el ELISA no tuvo una sensibilidad óptima. Con respecto a la primera alternativa, el hallazgo de diferencias en la magnitud de la respuesta en el LCR, indica que hay enfermos con altos niveles de anticuerpos y otros con bajos niveles, y no elimina la posibilidad de tener respuestas tan bajas que puedan no ser detectadas. Por otro lado, la especificidad del ELISA fue adecuada, ya que no hubo ningún caso positivo en muestras asociadas a hallazgos tomográficos de otras patologías.

Con respecto a la precisión diagnóstica de la TC, Rodríguez-Carbajal y colaboradores indican que en otras entidades tales como los tuberculomas, sobre todo cuando son múltiples y pequeños, o en casos de micosis como la nocardiasis y la coccidioidomicosis, se pueden obtener imágenes semejantes a las de NCgranuiornatosa.5 Por otra parte, también se ha informado de diagnósticos erróneos, en los que se consideraron como neoplasias las imágenes de nódulos isodensos y de mediana intensidad16 o de tumores pituitarios,17 cuando el diagnóstico quirúrgico fue NC. Lo anterior, destaca aún más la importancia de realizar un estudio retrospectivo para evaluar el diagnóstico inicial, obtenido por TC o RM, en todos los casos en los que se obtuvo un cisticerco por neurocirugía, además de que sólo entre el 15 y el 54 por ciento de los casos del presente trabajo se encontró correlación de anticuerpos e imágenes.

La sensibilidad informada para el ELISA es de aproximadamente 70 al 90 por ciento, dependiendo de la muestra utilizada y del grupo que lo emplea.6-9,14 En el presente trabajo, ésta fue menor y variable en los grupos son~etidos a diferente tratamiento: del 47 por ciento en los casos derivados, debido probablemente a que no todas las derivaciones fueron por NC; del 33 por ciento en los enfermos tratados con drogas cestocidas; en este caso, la causa de la baja sensibilidad pudo deberse al tiempo en que se tomó la muestra después del tratamiento, pues los niveles de anticuerpos disminuyen.18,19 En el grupo de enfermos a los que se les extirpó un cisticerco, la sensibilidad fue del 67 por ciento; sin embargo, de los seis casos seropositivos, cinco tuvieron cisticercos subaracnoideos, cisternales o intraventriculares y uno estaba localizado en el parénquima cerebral, mientras que de los tres casos negativos, dos eran intraparenquimatosos y el tercero no fue documentado. Resultados similares se obtuvieron aun con técnicas más sensibles, como la inmunoelectrotransferencia, con la que se han informado casos negativos en NC, especialmente cuando se trata de cisticercos únicos alojados en el parénquima cerebral.20

El valor predictivo del ELISA fue del 93 por ciento, y contrasta con el 15 por ciento informado por Ramos-Kuri y colaboradores.12 Esta diferencia puede deberse a la muestra empleada: LCR en el presente trabajo y suero en el de Ramos-Kuri y colaboradores, o a que el diagnóstico confirmatorio en este estudio se relacionó únicamente con TC, mientras que en el otro trabajo se refiere a estudios de imagen y de laboratorio. Finalmente, el alto valor predictivo positivo, y la especificidad y la sensibilidad del ELISA, indican que este ensayo es útil para confirmar el diagnóstico imagenológico de NC al emplear LCR, o para usarlo como alternativa diagnóstica en ausencia de estudios de imagen.

Referencias

1. Flisser A. Neurocysticercosis in Mexico. Parasitol Today 1988;4:131-137.
2. Cruz M, Cruz 1, Horton J. Albendazole versus praziquantel in the treatment of cerebral cysticercosis: Clinical evaluation. Trans R Soc Trop Med Hyg 1991;85:224-227.
3. Sotelo J, Guerrero V, Rubio F. Neurocysticercosis: A new classification based on active and inactive forms. A study of 753 cases. Arch Intem Med 1985;145:442-445.
4. Madrazo 1, Flisser A. Cysticercosis. En: Apuzzo MLJ, ed. Brain surgery. Complication avoidance and management. New York: Churchill Livingstone, 1992: 1419-1430.
5. Rodríguez-Carbajal J, Boleaga-Durán B, Dorfsman J. El diagnóstico de la neurocisticercosis humana por tomografía computada. En: Flisser A, Malagon F, ed.
Cisticercosis humana y porcina, su conocimiento e investigación en México. México: Limusa-Noriega, 1989:77-86.
6. Alarcón de Noya B, Berro OJ, Coltorti EA, Flisser A,
Strauss W, Vaz AJ. Informe de la Reunión Técnica sobre Normalización y Estrategias para la Implementación del Inmunodiagnóstico de la Cisticercosis Humana. Rev Inst Med Trop Sao Paulo 1989;31:291-293.
7. Cho SY, Kim SI, Kang SY, Choi DY, Suk JS,Choi KS et al. Evaluation of enzyme-linked immunosorbent assay in serological diagnosis of human neurocysticercosis using paired samples of serum and cerebrospinal fluid. Korean J Parasitol l986;24:25-4 1.
8. Zinni D, Farrell VJR, Wadee AA. The relationship of antibody levels to the clinical spectrum of human neurocysticercosis. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1990;53:656-661.
9. Espinoza B, Ruiz-Palacios G, Tovar A, Sandoval MA, Plancarte A, Flisser A. Characterization of enzyme-linked immunosorbent assay of the immune response in patients with neurocysticercosis and application in immunodiagnosis. J Clin Microbio1 1986;24:536-541.
10. Rabiela MT, Lombardo L, Flores F. Cisticercosis cerebral. Estudio de 68 casos de autopsia. Patología 1972; 10:27-40.
11. Villagrán-Uribe J, Olvera-Rabiela JE. La cisticercosis en el material de autopsia del Hospital General de México. En: Flisser A, Malagon F, ed. Cisticercosis humana y
porcina, su conocimiento e investigación en México. México: Limusa-Noriega, l989:97- 105.
12. Ramos-Kuri M, Montoya RM, Padilla A, Govezesky T, Díaz ML, Sciutto E et al. Disappointing performance of serology (Enzyme-Linked Immuno-Sorbent Assay) in an unbiased sample of neurological patients. Arch Neurol 1992;49:633-636.
13. Velazco-Suárez M, Bravo MA, Quirasco F. Human cysticercosis: Medical-social implications and economic impact. En: Flisser A, Willms K, Laclette JP, Larralde C, Ridaura C, Beltrán F, ed. Cysticercosis. Present state of knowledge and perspectives. New York: Academic Press, l982:47-5 1.
14. CoronaT, Pascoe D, González-Barranco D, Abad P, Landa L, Estaño1 B. Anticysticercus antibodies in serum and cerebrospinal fluid in patients with cerebral cysticercosis. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1986: 1044-1049.
15. Goldberg AS, Heiner DC, Firemark HM, Goldberg MA. Cerebrospinal fluid IgG and thediagnosisofcerebral cysticercosis. Bull Los Angeles Neurol Soc 198 1 ;46:21-25.
16. Michael AS, Levy JM, PaigeML. Cysticercosis mimicking brain neoplasm: MR and CT appearance. J Comput Assist Tomogr 1990; 14:708-7 1 1.
17. Rafael H, Gómez-Llata S. Intrasellar cysticercosis. J Neurosurg 1985;63:975-976.
18. Tellez-Girón E. Tratamiento de cisticercosis con fluobendazol. En: Flisser A, Malagon F, ed. Cisticercosis humana y porcina, su conocimiento e investigación en México. México: Limusa-Noriega, 1989:205-2 13.
19. Flisser A, González D, Plancarte A, Ostrosky P, Montero R, Stephano A et al. Prazinquantel treatment of brain and muscle porcine Taenia solium cysticercosis. 2. Immunological and cytogenetic studies. Parasitol Res 1990;76:640-642.
20. Wilson M, Bryan RT, Fried JA, Ware DA, Schantz PM, Pilcher JB et al. Clinical evaluation of the cysticercosis enzyme-linked immunoelectrotransferblot in patients with neurocysticercosis. J Infect Dis 1991 ; 164: 1007- 1009.

Descargar artículoDescargar artículo en PDF

Descargar artículo

 

Instituto Nacional de Salud Pública
Av. Universidad 655
Col. Santa María Ahuacatitlán
62508 Cuernavaca, Morelos, México

Salud Pública de México es una publicación periódica electrónica, bimestral, publicada por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), con domicilio en Avenida Universidad núm. 655, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 3293000, página web: www.insp.mx, ISSN: 1606-7916, Reserva de Derechos al Uso Exclusivo con número: 04-2012-071614550600-203. Ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Editor responsable: Carlos Oropeza Abúndez. Responsable de la versión electrónica: Subdirección de Comunicación Científica y Publicaciones, Avenida Universidad núm. 655, Planta Baja, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 3293000. Fecha de última modificación, 18 de julio de 2013. D.R. © Instituto Nacional de Salud Pública.