buscar
     

Editorial


EDITORIAL

Salud Pública Méx 1992; Vol. 34(3):257-258

Indice

Autores

Dr. Marco V. José*

* Centro de Investigadores sobre Enfermedades Infecciosas, Instituto Nacional de Salud Pública, México

Introducción

EL 27 DE enero de 1987 el Presidente de la República emitió el decreto de creación del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP). Ese mismo día, el Centro de Investigaciones sobre Enfermedades Infecciosas (CISEI) inició sus labores como parte del INSP, con el objeto de desarrollar e impulsar investigaciones y formar recursos humanos en el campo de las enfermedades infecciosas. Si bien es cierto que la investigación en salud pública tiene como nivel de análisis a la población, también es cierto que la investigación en salud debe realizarse también a nivel subindividual o individual. Así, una de las políticas fundadoras del INSP ha sido la de superar el clásico reduccionismo de la compleja realidad de los fenómenos de salud y al mismo tiempo romper el tradicional aislamiento de la salud pública. Es así como Salud Pública de México abre sus puertas con este número especial a la interacción creativa de la investigación biomédica, la medicina clínica y las ciencias sociales para ir gestando la nueva salud pública de nuestro tiempo.1

Este número especial representa un esfuerzo de responder a esta política integradora de la salud pública después de cinco años de ardua labor por parte del CISEI. Durante sus cinco años de existencia el CISEI ha ido logrando la consolidación de grupos de investigación altamente creativos y productivos buscando siempre la excelencia en la generación del conocimiento.

El presente número especial reúne una pequeña muestra de algunos trabajos originales sobre problemas prioritarios en salud pública y epidemiología que corresponden a algunas de las principales líneas de investigación del CISEI: biología molecular de la relación huésped-parásito, cáncer y virus, enfermedades de transmisión sexual y dinámica de poblaciones de enfermedades infecciosas.

Las áreas de biología molecular, genética e inmunología ofrecen un enorme potencial para la generación de nuevas vacunas, fármacos y pruebas de diagnóstico de varias enfermedades infecciosas. Así, los primeros cuatro trabajos versan sobre investigaciones de biología molecular para el desarrollo de nuevas vacunas en contra de Salmonella typhi, de Haemophilus influenzae (serotipo b) y de Vibrio cholerae.

En los primeros dos trabajos se presenta una breve revisión de los avances en este campo, en relación a Salmonella typhi agente etiológico de la fiebre tifoidea. Asimismo, se plantea el uso de vacunas conjugadas polisacárido-proteína como alternativa de elección. El uso de estas vacunas se ve favorecido porque son capaces de inducir respuesta humoral y celular protectora en los individuos vacunados. En el artículo sobre el desarrollo de vacunas orales basadas en proteínas recombinantes, se presenta un enfoque novedoso sobre el uso de una parte no-tóxica de la toxina de cólera, la subunidad B, para la construcción de antígenos por técnicas de ingeniería genética. Tal estrategia parece muy atractiva para generar vacunas orales en general si se toma en cuenta que la subunidad B es totalmente inocua por esta vía y aparentemente un excelente acarreador de haptenos. De una forma simple tales investigaciones pudieran interpretarse como una forma de producir antígenos a la carte.

Los siguientes dos trabajos describen nuevas pruebas de diagnóstico que permiten la identificación de agentes de transmisión sexual no sólo en clínicas u hospitales sino también en población abierta. Sin duda estas investigaciones basadas en tecnologías modernas de la biología molecular y la microbiología harán posible la vigilancia epidemiológica de varias enfermedades de transimisión sexual para las cuales o bien existe una enorme subnotificación (gonorrea o sífilis) o simplemente nunca antes se habían notificado en población abierta en México (Chlamydia trachomatis).

El siguiente trabajo, "Virus y cáncer", visualiza la presencia simultánea de ciertos virus y de determinados oncogenes como importantes factores de riesgo asociados al desarrollo de distintos tipos de cáncer humano. En este artículo se señala el gran impacto potencial de un diagnóstico temprano y de un tratamiento oportuno para lograr la reducción del cáncer cervicouterino en nuestro país.

Recientemente, en la historia de la salud pública de nuestro país, se implementó el Sistema Nacional de Encuestas en Salud (SNES), con el que se ha generado la "Era de la Informática en Salud". Los dos artículos que se presentan a continuación, referentes a investigaciones sobre la epidemiología de rubéola en México, están basados en la aplicación de los resultados de la epidemiología matemática a la información sobre la rubéola en México provista por el SNES. Estos trabajos son un claro ejemplo del uso de información disponible en salud para la investigación epidemiológica y el eventual uso de los resultados de esta investigación en las decisiones en salud. Es claro que se requieren más investigaciones de este tipo para ir generando la "Era del Análisis en Salud".

Finalmente, los últimos dos artículos de este número especial señalan la necesidad de incrementar las investigaciones sobre la epidemiología de la amibiasis en México, sobre las bases moleculares de la relación huésped-parásito y sobre las relaciones existentes entre enfermedades autoinmunes y enfermedades infecciosas.

La misión del CISEI es generar nuevos conocimientos orientados a resolver problemas prioritarios de salud en nuestro país. Sería falso y hasta ingenuo pensar que se ha cumplido con este reto. Sin embargo, esperamos que la colección de estos trabajos mantengan el gran espíritu creativo, de crítica y de compromiso de los investigadores frente a los grandes problemas de salud de los mexicanos.

Referencias

1. Frenk J. La nueva salud pública. En: Instituto Nacional de Salud Pública. Cinco Años de Vida 1987-1991. Cuernavaca, Morelos, México: INSP, 1992:17-36.

Descargar artículoDescargar artículo en PDF

Descargar artículo

 

Instituto Nacional de Salud Pública
Av. Universidad 655
Col. Santa María Ahuacatitlán
62508 Cuernavaca, Morelos, México

Salud Pública de México es una publicación periódica electrónica, bimestral, publicada por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), con domicilio en Avenida Universidad núm. 655, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 3293000, página web: www.insp.mx, ISSN: 1606-7916, Reserva de Derechos al Uso Exclusivo con número: 04-2012-071614550600-203. Ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Editor responsable: Carlos Oropeza Abúndez. Responsable de la versión electrónica: Subdirección de Comunicación Científica y Publicaciones, Avenida Universidad núm. 655, Planta Baja, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 3293000. Fecha de última modificación, 18 de julio de 2013. D.R. © Instituto Nacional de Salud Pública.