buscar
     

Clásicos


PRINCIPALES ENFERMEDADES REGIONALES DE LA REPÚBLICA MEXICANA. Y CUADRO GENERAL DE LA MORTALIDAD.

Salud Pública Méx 1991; Vol. 33(1):95-98

Indice

Autores

DR. ANTONIO PEÑAFIEL.

Introducción

SEÑORES

Espero que aceptaréis con indulgencia el pequeño trabajo que tengo la honra de presentaros, teniendo en
cuenta la grande importancia de la materia.


La distribución geográfica de las enfermedades regionales se ha considerado como un asunto de alta importancia para la higiene pública, pero con más razón en nuestro país de tan variados climas y de tan variadas alturas barométricas.

No tenemos el conocimiento exacto de los números, por desfavorable que parezca, porque la Estadística en ningún país está prestando tantos servicios, en estos momentos, á la Administración pública para su organización y marcha segura, como en México.

Como enfermedad regional de este país se considera la fiebre amarilla que ocupa algunos puntos de las costa  de ambos mares, pero que ha disminuido notablemente al introducirse mejoras higiénicas en los puertos.

Otra está arraigada en ciertos climas calientes y es el mal del pinto, especie de tina producida por un parásito que establece sus colonias en la dermis de la piel; enfermedad que se cree con razón curable y tal vez no difícil de extinguir por medios poderosamente antisépicos, como de los que dispone actualmente la Ciencia.

La lepra o mal de San Lázaro, es de antigua data en el antiguo territorio de la Nueva España, si es de tenerse en cuenta el que era conocida con un nombre especial en algunos idiomas indígenas como el mexicano, el tarasco y el huasteco: ésta, de las más temibles plagas que pueden afligir á la humanidad, entrará muy pronto entre la clase de enfermedades que pueden curarse por medio de la seroterapia, cuya aplicación se debe al genio del ilustre  Carrasquilla, que desde hoy ocupa un elevado lugar entre los hombres emigrantes de la América.

El bocio y el cretinismo que se dan la mano en las regiones de aguas insalubres ó desprovistas de elementos nutritivos, pueden desaparecer surtiendo sus poblaciones de aguas verdaderamente potables, ó cambiando su composición química por medios artificiales que pueden estar al alcance de la higiene. El cretinismo, señal indudable de la miseria alimenticia, va desapareciendo de los países en que se mejora y abarata la alimentación.

Por último, prodréis ver en el cuadro adjunto, el desarrollo de la tuberculosis, cuya propagación contagiosa está alarmando con razón á todas las naciones y á todos los gobiernos. No cabe duda que es posible disminuir sus víctimas con medidas higiénicas bien reglamentadas, tanto en las ciudades como en las pequeñas poblaciones, en donde muchas veces se ignora que esta enfermedad es excesivamente contagiosa. No está por demás el añadir que sería conveniente separar el servicio sanitario de los tuberculosos de los grandes hospitales y aislarlos por completo en departamentos destinados á su curación.

Son verdaderamente alarmantes los números de los adjuntos diagramas sobre la mortalidad de la Ciudad de México y de algunos Estados de la República; como es el primer cuadro completo que se presenta para conocer la mortalidad general de la Nación, en él pueden advertirse cuáles son las divisiones territoriales de la República que necesitan más urgentes medidas higiénicas, y es de esperarse en no remoto tiempo, que los Estados, Distritos, Partidos ó Municipios comiencen las mejoras higiénicas que reclama esa mortalidad.

En cuanto á las enfermedades regionales es de esperarse que conocida su extensión y gravedad, se tomarán las medidas que tiendan ó á disminuir ó á extinguir por completo su propagación.

México, Noviembre 16 de 1896





Descargar artículoDescargar artículo en PDF

Descargar artículo

 

Instituto Nacional de Salud Pública
Av. Universidad 655
Col. Santa María Ahuacatitlán
62508 Cuernavaca, Morelos, México

Salud Pública de México es una publicación periódica electrónica, bimestral, publicada por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), con domicilio en Avenida Universidad núm. 655, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 3293000, página web: www.insp.mx, ISSN: 1606-7916, Reserva de Derechos al Uso Exclusivo con número: 04-2012-071614550600-203. Ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Editor responsable: Carlos Oropeza Abúndez. Responsable de la versión electrónica: Subdirección de Comunicación Científica y Publicaciones, Avenida Universidad núm. 655, Planta Baja, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 3293000. Fecha de última modificación, 01 de julio de 2014. D.R. © Instituto Nacional de Salud Pública.