<%@LANGUAGE="VBSCRIPT"%> <% Dim Repeat1__numRows Repeat1__numRows = -1 Dim Repeat1__index Repeat1__index = 0 Rsbiblio_numRows = Rsbiblio_numRows + Repeat1__numRows %> <% Dim Repeat2__numRows Repeat2__numRows = -1 Dim Repeat2__index Repeat2__index = 0 Rshojas_numRows = Rshojas_numRows + Repeat2__numRows %> <% Dim Repeat3__numRows Repeat3__numRows = -1 Dim Repeat3__index Repeat3__index = 0 Rssecc_numRows = Rssecc_numRows + Repeat3__numRows %> <% ' *** Recordset Stats, Move To Record, and Go To Record: declare stats variables ' set the record count Rsarticulos_total = Rsarticulos.RecordCount ' set the number of rows displayed on this page If (Rsarticulos_numRows < 0) Then Rsarticulos_numRows = Rsarticulos_total Elseif (Rsarticulos_numRows = 0) Then Rsarticulos_numRows = 1 End If ' set the first and last displayed record Rsarticulos_first = 1 Rsarticulos_last = Rsarticulos_first + Rsarticulos_numRows - 1 ' if we have the correct record count, check the other stats If (Rsarticulos_total <> -1) Then If (Rsarticulos_first > Rsarticulos_total) Then Rsarticulos_first = Rsarticulos_total If (Rsarticulos_last > Rsarticulos_total) Then Rsarticulos_last = Rsarticulos_total If (Rsarticulos_numRows > Rsarticulos_total) Then Rsarticulos_numRows = Rsarticulos_total End If %> <% ' *** Move To Record and Go To Record: declare variables Set MM_rs = Rsarticulos MM_rsCount = Rsarticulos_total MM_size = Rsarticulos_numRows MM_uniqueCol = "" MM_paramName = "" MM_offset = 0 MM_atTotal = false MM_paramIsDefined = false If (MM_paramName <> "") Then MM_paramIsDefined = (Request.QueryString(MM_paramName) <> "") End If %> <% ' *** Move To Record: handle 'index' or 'offset' parameter if (Not MM_paramIsDefined And MM_rsCount <> 0) then ' use index parameter if defined, otherwise use offset parameter r = Request.QueryString("index") If r = "" Then r = Request.QueryString("offset") If r <> "" Then MM_offset = Int(r) ' if we have a record count, check if we are past the end of the recordset If (MM_rsCount <> -1) Then If (MM_offset >= MM_rsCount Or MM_offset = -1) Then ' past end or move last If ((MM_rsCount Mod MM_size) > 0) Then ' last page not a full repeat region MM_offset = MM_rsCount - (MM_rsCount Mod MM_size) Else MM_offset = MM_rsCount - MM_size End If End If End If ' move the cursor to the selected record i = 0 While ((Not MM_rs.EOF) And (i < MM_offset Or MM_offset = -1)) MM_rs.MoveNext i = i + 1 Wend If (MM_rs.EOF) Then MM_offset = i ' set MM_offset to the last possible record End If %> <% ' *** Move To Record: if we dont know the record count, check the display range If (MM_rsCount = -1) Then ' walk to the end of the display range for this page i = MM_offset While (Not MM_rs.EOF And (MM_size < 0 Or i < MM_offset + MM_size)) MM_rs.MoveNext i = i + 1 Wend ' if we walked off the end of the recordset, set MM_rsCount and MM_size If (MM_rs.EOF) Then MM_rsCount = i If (MM_size < 0 Or MM_size > MM_rsCount) Then MM_size = MM_rsCount End If ' if we walked off the end, set the offset based on page size If (MM_rs.EOF And Not MM_paramIsDefined) Then If (MM_offset > MM_rsCount - MM_size Or MM_offset = -1) Then If ((MM_rsCount Mod MM_size) > 0) Then MM_offset = MM_rsCount - (MM_rsCount Mod MM_size) Else MM_offset = MM_rsCount - MM_size End If End If End If ' reset the cursor to the beginning If (MM_rs.CursorType > 0) Then MM_rs.MoveFirst Else MM_rs.Requery End If ' move the cursor to the selected record i = 0 While (Not MM_rs.EOF And i < MM_offset) MM_rs.MoveNext i = i + 1 Wend End If %> <% ' *** Move To Record: update recordset stats ' set the first and last displayed record Rsarticulos_first = MM_offset + 1 Rsarticulos_last = MM_offset + MM_size If (MM_rsCount <> -1) Then If (Rsarticulos_first > MM_rsCount) Then Rsarticulos_first = MM_rsCount If (Rsarticulos_last > MM_rsCount) Then Rsarticulos_last = MM_rsCount End If ' set the boolean used by hide region to check if we are on the last record MM_atTotal = (MM_rsCount <> -1 And MM_offset + MM_size >= MM_rsCount) %> <% ' *** Go To Record and Move To Record: create strings for maintaining URL and Form parameters ' create the list of parameters which should not be maintained MM_removeList = "&index=" If (MM_paramName <> "") Then MM_removeList = MM_removeList & "&" & MM_paramName & "=" MM_keepURL="":MM_keepForm="":MM_keepBoth="":MM_keepNone="" ' add the URL parameters to the MM_keepURL string For Each Item In Request.QueryString NextItem = "&" & Item & "=" If (InStr(1,MM_removeList,NextItem,1) = 0) Then MM_keepURL = MM_keepURL & NextItem & Server.URLencode(Request.QueryString(Item)) End If Next ' add the Form variables to the MM_keepForm string For Each Item In Request.Form NextItem = "&" & Item & "=" If (InStr(1,MM_removeList,NextItem,1) = 0) Then MM_keepForm = MM_keepForm & NextItem & Server.URLencode(Request.Form(Item)) End If Next ' create the Form + URL string and remove the intial '&' from each of the strings MM_keepBoth = MM_keepURL & MM_keepForm if (MM_keepBoth <> "") Then MM_keepBoth = Right(MM_keepBoth, Len(MM_keepBoth) - 1) if (MM_keepURL <> "") Then MM_keepURL = Right(MM_keepURL, Len(MM_keepURL) - 1) if (MM_keepForm <> "") Then MM_keepForm = Right(MM_keepForm, Len(MM_keepForm) - 1) ' a utility function used for adding additional parameters to these strings Function MM_joinChar(firstItem) If (firstItem <> "") Then MM_joinChar = "&" Else MM_joinChar = "" End If End Function %> <% ' *** Move To Record: set the strings for the first, last, next, and previous links MM_keepMove = MM_keepBoth MM_moveParam = "index" ' if the page has a repeated region, remove 'offset' from the maintained parameters If (MM_size > 0) Then MM_moveParam = "offset" If (MM_keepMove <> "") Then params = Split(MM_keepMove, "&") MM_keepMove = "" For i = 0 To UBound(params) nextItem = Left(params(i), InStr(params(i),"=") - 1) If (StrComp(nextItem,MM_moveParam,1) <> 0) Then MM_keepMove = MM_keepMove & "&" & params(i) End If Next If (MM_keepMove <> "") Then MM_keepMove = Right(MM_keepMove, Len(MM_keepMove) - 1) End If End If End If ' set the strings for the move to links If (MM_keepMove <> "") Then MM_keepMove = MM_keepMove & "&" urlStr = Request.ServerVariables("URL") & "?" & MM_keepMove & MM_moveParam & "=" MM_moveFirst = urlStr & "0" MM_moveLast = urlStr & "-1" MM_moveNext = urlStr & Cstr(MM_offset + MM_size) prev = MM_offset - MM_size If (prev < 0) Then prev = 0 MM_movePrev = urlStr & Cstr(prev) %> Biblioteca Virtual en Salud



 

Temas de Atención del Adulto y del Anciano

Uso del metformín en la prevención primaria de la diabetes

Prevención Primaria de la Diabetes: Una Necesidad para el siglo XXI

Velázquez M. O., Lara E, A., Tusie L. M.T.; González Ch., A.

Dr. Melchor Alpízar, Dr. Enrique Barrera, Dr. Raúl Calzada León, Dr. Manuel González Ortíz, Nathalie Levesque, Dr. Francisco Martínez Abaunza, Dr. Leonardo Muñoz Pérez, Dra. Virginia Molina Cuevas, Dr. Miguel Peniche Flores y Dr. Joel Rodríguez Saldaña.

Situación Mundial de la Diabetes

La prevalencia de Diabetes continua en ascenso en todo el mundo. En 1985 se estimó que existían 30 millones de personas con diabetes y para 1995 esta cifra creció a 135 millones y para el año 2025 se calcula será de 300 millones. Los diez países con más casos en el mundo son por orden de frecuencia India, China, EUA, Rusia, Japón, Brasil, Indonesia, Pakistán, México y Ucrania, de continuar con esta tendencia México en el año 2025 ascenderá al séptimo lugar. (1)

La organización Mundial de la Salud estimó que en 1999 ocurrieron 55’965,000 muertes y de estas el 1.4% fueron debidas a la diabetes; para ese mismo año en América ocurrieron 5’687,000 defunciones y alrededor del 3.7% fueron registradas como diabetes, se calcula que debido a problemas específicos de registro deficiente, la diabetes podría estar ocasionando una mortalidad mucho mayor que la reportada en las estadísticas vitales. El número total de muertes relacionadas por está causa en América Latina y el Caribe podría ascender a alrededor de 300,000 por año, es decir el porcentaje se incrementaría a 5.1%. (2,3)

Las tasas para Argentina y Chile en 1993 y 1994 respectivamente mostraron cifras similares en hombres y mujeres, mientras que en el resto de los países de América Latina y el Caribe la tasa de las mujeres sobrepasa las de los hombres. Las variaciones de las tasas de mortalidad por diabetes en diferentes países son difíciles de explicar. Se ha demostrado que las estadísticas vitales no reflejan la verdadera magnitud de la mortalidad asociada a la diabetes. (4)

Se ha encontrado en algunos países que el diagnóstico de diabetes es omitido o incluido como una causa secundaria de muerte en una proporción elevada de los certificados de defunción de personas con diabetes. Esto ocasiona que exista un menor registro, el cuál se ha estimado que puede variar hasta dos terceras partes de la mortalidad asociada a diabetes en el continente Americano.

 

La OMS sigue una cohorte de diabéticos en diez ciudades del mundo, en 1996 Shu-Li reportó un análisis de razón estandarizada de mortalidad con sus resultados para la cohorte de la Habana, donde encontró un exceso de riesgo de mortalidad en la población diabética con relación a la población general de más de 3 veces en hombres y más de 4 veces en mujeres para las personas con diabetes tipo 2 y de más de 6 veces en hombres y 7 veces en mujeres para las personas con diabetes tipo 1. Las tasas para la Habana resultaron ser las más elevadas entre los diez centros estudiados. (5)

 

A pesar de los escasos datos existentes y de las limitaciones de la información procedente de certificados de defunción, los resultados de diferentes investigaciones sugieren que la diabetes es una causa importante de defunción en América y probablemente en el mundo entero.

 

La diabetes un problema de Salud Pública en México

 

La transición demográfica y epidemiológica que está sufriendo México, ha llevado a la población a una mayor esperanza de vida al nacer, hoy en día es de 75.3 años y se espera que esta cifra se eleve a 78.8 años para el año 2025. También destaca un crecimiento acelerado en la población adulta mayor, en quienes el riesgo de padecer y morir por enfermedades crónico degenerativas se incrementa. Se estima que este ritmo en el crecimiento del número de adultos mayores, se mantendrá por lo menos durante los próximos 50 años. Las personas adultas y jóvenes de hoy formarán parte del grupo de los adultos mayores durante la primera mitad del siglo XXI.(6)

 

Existen tres elementos indispensables para un adecuado abordaje en cada país, el primero son los conocimientos científicos disponibles sobre la enfermedad, las necesidades de la población afectada y los recursos económicos que cada gobierno destina al control de la enfermedad.

 

Otro elemento que ha favorecido la epidemia de Diabetes es la magnitud del incremento demográfico que se derivo de la acelerada dinámica que tuvo la población hasta los años sesenta, actualmente en el envejecimiento de la población se advierten dos claras transferencias, la primera de la población infantil y juvenil de 0 a 14 años, a la anciana, donde el decremento de 14.2 millones en los primeros se equipara casi al incremento de 14.5 millones entre quienes tienen de 65 a 75 años de edad; y la segunda donde las edades laborales (31 a 45 años) disminuye 6.8 millones y ésta pérdida es asumida por el grupo de los viejos.

 

Independientemente de que se desarrollen tratamientos curativos, es acertado afirmar que la prevención y el control adecuado de estas enfermedades, continua como la mejor herramienta y que las campañas educativas y de comunicación, deben seguir con la misma intensidad para que el mensaje que percibe el público objetivo no se distorsione o pierda fuerza por falta de motivación.

 

De igual forma la migración, es otro de los grandes fenómenos globales de nuestros días, que favorece el desarrollo de las enfermedades crónicas y esto obedece a motivaciones vinculadas con la búsqueda de mejores condiciones de vida, asimetrías económicas entre los estados y las naciones, la interdependencia económica y las intensas relaciones e intercambio entre estos, que da como resultado la modificación en el entorno y en los estilos de vida de esta población.

 

En México la mortalidad por diabetes ha mostrado un incremento sostenido durante las últimas décadas, a una tasa de 15.5 defunciones por 100,000 habitantes hasta llegar a ocupar en 1997 el tercer lugar de la mortalidad general y donde se ha mantenido hasta 1999 cuando ocurrieron 443,950 defunciones y de estas 45,632 se debieron a diabetes lo que representó un 10.3% de las defunciones, con variaciones por entidad federativa que van de 6.2% en el estado de Chiapas a 13.6 en el estado de Coahuila, El panorama resulta difícil de abordar, por lo que es necesario participar en planes de acción internacionales, ya que se no respondemos como comunidad internacional, el éxito será poco probable. (3)

 

En el mundo, una de cada diez personas sufre de este mal crónico e incurable. En México, 8.2% de la población mexicana entre 20 y 69 años padece diabetes y cerca del 30% de los individuos afectados, desconoce que la tiene. Esto significa que en nuestro país existen más de cuatro y medio millones de personas enfermas, de las cuales poco más de un millón no han sido diagnosticadas. Este hecho impide que los individuos busquen tratamiento, o que sabiéndose enfermos, no acudan a los servicios de salud, o lo hagan de manera irregular.

Otro aspecto fundamental de la epidemiología de la diabetes en México es la proporción de individuos (alrededor del 10%) que desarrollan diabetes tipo 2 antes de los 40 años de edad. Estos sujetos tienen un mayor riesgo al desarrollo de complicaciones crónicas ya que están expuestos a los efectos de la hiperglucemia por períodos mas prolongados comparados con los sujetos que desarrollan la enfermedad después de la quinta o sexta década de la vida.

 

La proyección realizada por el Programa de Salud del Adulto y del Anciano del Centro de Vigilancia Epidemiológica, con la información generada por la Encuesta de Enfermedades Crónicas Degenerativas de 1993, (7) que manejo el parámetro de 140mg/dl para el diagnóstico de diabetes, llevo a cabo una substitución por el parámetro actual de 126mg/dl, con lo cuál se estimó una prevalencia de 9.8% en la población de 20 a 69 años de edad, lo que representa 5.7 millones de personas con diabetes para el año 2000; los datos generados de la Encuesta Nacional de Salud 2000 Coordinados por la Subsecretaría de Prevención y Control de Enfermedades y el Instituto Nacional de Salud Pública permitirán a la comunidad médica conocer las nuevas prevalencias nacionales y estatales que se obtendrían de esta magna encuesta.

 

Por tratarse de un padecimiento incurable, los diabéticos deben de recibir tratamiento durante toda su vida. Esto determina que una gran parte de ellos con el transcurso del tiempo no lleven a cabo su tratamiento de manera adecuada, lo que conduce a un deficiente control metabólico de la enfermedad. Sólo una pequeña fracción de los afectados acude regularmente a los servicios de salud y de estos entre el 25 y el 50% tienen un control metabólico adecuado de la enfermedad.

 

La diabetes es la causa más importante de amputación de miembros inferiores, de origen no traumático, así como de otras complicaciones como retinopatía e insuficiencia renal. Respecto a la primera de estas complicaciones se estima que 50% de los pacientes la presenta después de 10 años y 80% a los 20 años de después del diagnóstico.

 

Por otra parte 35% de los pacientes con diabetes tipo 1, desarrollarán insuficiencia renal terminal después de 15 a 20 años del diagnóstico y 15% de los pacientes con diabetes tipo 2 después de 5 a10 años.

 

En México los costos indirectos y directos de la enfermedad son de 330 y 100 millones de dólares anuales. Además se estima que un niño de 7 años que desarrolle la diabetes deberá afrontar un costo de 52,000 dólares hasta los 40 años como consecuencia de la enfermedad.

 

La presencia de complicaciones microvasculares y macrovasculares a la vez, incrementa el costo del tratamiento de los pacientes a más de 3 1/2 veces.(8)

 

Los gastos en hipoglucemiantes orales se estimaron en un 2 a 7 % del total de los costos.

 

La mayor categoría la constituyeron los gastos por hospitalización, que se estiman en un 30 a 65% del total de los costos.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se espera que ocupemos el 7° lugar de mortalidad general en el año 2025 (OMS), (2) En el presente año la población mexicana con diabetes padecerá algún tipo de complicación macro o microvascular, donde el 10% será para la enfermedad coronaria y el 45% para retinopatía diabética.

 

Así mismo se estima que el 10% de la población masculina adulta en general, presenta impotencia sexual y que en la población diabética aumenta alrededor del 40 a 60%.

 

La diabetes es también uno de los factores de riesgo más importantes en lo que se refiere a las enfermedades cardiovasculares.

 

México ha desarrollado una Norma para la prevención, tratamiento y control de la diabetes, bajo el consenso de expertos nacionales en la que se definen las acciones preventivas a realizar por los sectores público, social y privado. (9,10)

 

Está Norma considero en su contenido: la clasificación para fines de registro, el diagnostico y el tratamiento. Además describe los abordajes para el problema considerando los aspectos básicos y fundamentales de la prevención primaria: donde la promoción para la salud se constituye en el principio que busca el cambio de conducta para la adopción de estilos de vida saludables, es decir, evitar o contrarrestar los factores de riesgo propios de la enfermedad.

 

En el apartado de prevención secundaria, destaca a la detección como una acción relevante que permita identificar a las personas con factores de riesgo y diagnosticar la enfermedad, de tal manera que permita el ingreso del paciente a un tratamiento oportuno en cualquiera de las unidades de salud del Sistema Nacional de Salud. (11,12,13,14,15,16,17)En este mismo apartado, se establece al tratamiento de la enfermedad con la modalidad de ser integral, es decir, considera el tratamiento no farmacológico, que abarca el control del peso, la actividad física, la orientación nutricia y el control de otros factores de riesgo relevantes, en el paciente; además el tratamiento farmacológico. (18,19)

 

Para el control de la enfermedad se aborda la modalidad de que, el paciente participe en el autocontrol y monitoreo de su enfermedad, así como en grupos de ayuda mutua, que junto con la participación de las personas que lo rodean, como son sus familiares coadyuvarán a controlar la enfermedad y evitar o retardar las complicaciones, incapacidad y muerte.

 

Así mismo se estableció un abordaje integral de las causas del problema y de los aspectos sustantivos para el control metabólico de la enfermedad. Está demostrado que si se controlan estos factores de riesgo como obesidad, inactividad física, exceso del consumo de grasas de origen animal entre otros, la diabetes puede prevenirse o en su defecto retardar su aparición. (20)

 

La detección no es una actividad sencilla, ya que esta enfermedad debe ser identificada dentro de la población en general, en los centros de trabajo, lugares de revisión y en los propios servicios de salud, por lo que se desarrollo la estrategia de Detección Integrada de Diabetes e Hipertensión Arterial utilizada actualmente por la Secretaría de Salud. (13,21)

 

También mediante la operación de los Centros Estatales de Capacitación de la Secretaría de Salud y los más de 5200 Grupos de Ayuda Mutua que sé incorporaron en el Sector Salud que integrados por más de 110 mil personas y apoyados por el Programa de Ejercicios para la Salud se amplio la detección de individuos con diabetes no diagnosticados y personas con factores de riesgo.

 

En este año se realizaron 11.5 y 21.5 millones de detecciones de diabetes e hipertensión arterial, respectivamente, lo cual representa un incremento porcentual del 94.9 para diabetes y del 25 para hipertensión arterial con relación al año de 1994.

 

La intervención temprana mediante la estrategia de detección integrada de diabetes e hipertensión arterial y el tratamiento no farmacológico control de peso, ejercicio físico y una dieta saludable, ayudan a evitar las complicaciones a largo plazo.

 

Sin embargo actualmente el enfoque no farmacológico, no se aplica de manera regular ya que se procede inmediatamente a la medicación, por ello, en la Norma publicada el 5 de abril del 2000, restablece con toda claridad los criterios para su correcta utilización y el 28 de noviembre del mismo año se publico de manera definitiva.

 

Hay varios factores que nos explican el incremento de la diabetes en el mundo, el primero de ellos es el demográfico entre mayor sea el número personas y de mayor edad; será mayor la probabilidad de diabetes y segundo es el grado de occidentalización es decir el cambio en el estilo de vida, de alimentación y el sedentarismo.

 

Motivo adicional de inquietud es que el fenómeno suele presentase casi siempre con problemas de obesidad o sobrepeso, el 85% de los diabéticos en México acusan tales características. Es en los factores de riesgo donde tendremos que intervenir, para retrasar o prevenir la enfermedad en la población.

 

El tratamiento de la diabetes demanda algo más que recursos y servicios de salud. Se requiere de un esfuerzo educativo adicional para modificar los hábitos de vida del paciente, su alimentación diaria, su cuidado personal, su aprendizaje sobre la enfermedad y el autocontrol de la glucemia. Sin la educación y participación del paciente la obtención de resultados médicos se dificulta.

 

Ciertamente las enfermedades deben atenderse cuando se presentan, pero esto no Basta ya que es preciso controlar los factores de riesgo, afortunadamente se conocen los factores de riesgo modificables (sedentarismo, tabaquismo, sobrepeso, consumo excesivo de sal y alcohol), los cuales son en su mayoría los mismos en todo el mundo; sin embargo, no es fácil abordar estos problemas, ya que están relacionados con los estilos de vida y además existen otros tipos de intereses que dificultan lograr estos cambios.

 

Aspectos genéticos de la diabetes y su importancia para la prevención primaria

La diabetes al igual que otras enfermedades comunes como la hipertensión, la obesidad o la ateroesclerósis tienen un claro componente genético. Distintos genes y regiones cromosómicas han sido identificados, las cuales confieren susceptibilidad al desarrollo de la enfermedad. En particular para la diabetes tipo 2 se han identificado distintas regiones cromosómicas de susceptibilidad en población México-Americana en los cromosomas 2, 6, 10, 11, 15 y en los cromosomas 1, 5, 12 y 20 para población caucásica. (22) Cada una de estas regiones contiene uno o más genes de susceptibilidad. El hallazgo de que distintas regiones cromosómicas se ven implicadas en la susceptibilidad al desarrollo de la enfermedad en distintas poblaciones es la evidencia mas clara de la heterogeneidad genética de la diabetes: distintos genes y combinaciones de estos predisponen al desarrollo de la enfermedad en distintos grupos étnicos. Recientemente se identificó y caracterizó el primer gen de susceptibilidad para la diabetes tipo 2 en el cromosoma 2. Este gen codifica para una proteína conocida como calpaina 10, (23)una proteasa intracelular cuya expresión se ve afectada por un cambio puntual de una base en el intrón 3 del gen. Su papel en la fisiopatología de la diabetes se determinará a través de estudios en modelos animales.

 

Algunos científicos han llamado al trabajo demarcación en un esfuerzo para encontrar genes involucrados con enfermedades comunes tales como enfermedad cardiaca, esquizofrenia y diabetes; dicho trabajo puede llevarnos a una mejor prevención y tratamiento de las enfermedades.

 

Un gen aparentemente desconocido parece tener influencia en el riesgo del desarrollo de diabetes, particularmente en la población México-Americanos.

 

El rango de diabéticos en adultos hispánicos de los Estados Unidos esta cerca del doble que para los adultos blancos. Los Mexicanos componen 2/3 partes de todos los hispánicos en USA.

 

Otros genes han sido implicados anteriormente en la diabetes tipo 2 pero el nuevo gen encontrado es de una forma nueva que no se había relacionado con diabetes, así que revela un camino desconocido para los científicos.

 

Estudios futuros pueden llevarnos a mejores tratamientos según dice Graeme Bell de la Universidad de Chicago y del Instituto Médico Howward Hughes. Bell presentó su estudio con colaboradores en octubre pasado dentro de las jornadas de genética.

 

Si se confirma, el hallazgo podría ayudar al personal de salud a identificar personas susceptibles a quienes se les pueda retardar o evitar la enfermedad mediante ejercicio, control de peso y quizá otras medidas. El gen le dice al cuerpo como hacer una proteína llamada Calpain-10.

 

Como otros genes el Calpain-10 se presenta gentilmente en diversas formas. Los investigadores indican un riesgo mayor en personas que heredan una forma particular de uno de los padres y otra forma del otro.

 

Los investigadores calculan que esta combinación puede tipificar bruscamente el riesgo de diabetes. Ellos estiman que juega un rol en 14% de los casos de una muestra de México- Americanos de Texas pero solo el 4% de una muestra de europeos de Alemania y Finlandia. Por consiguiente la combinación fue menos común en europeos.

 

Los expertos consideraron importante el estudio, aunque algunos dicen que estadísticamente la evidencia no prueba que el gen afecte realmente la incidencia de diabetes. Estos genes son difíciles de encontrar ya que su efecto es tan sutil que en vez de causar la enfermedad categóricamente, determinan la escala de susceptibilidad, y diferentes personas pueden ser afectadas por diferentes grados de susceptibilidad de los genes.

 

Aunque la mayoría de los pacientes con diabetes tipo 2 poseen distintos genes de susceptibilidad y en ellos el padecimiento es poligénico, también existen pacientes con diabetes tipo 2 con alteración en un único gen (forma monogénica). Esta variedad de diabetes denominada MODY ha sido extensamente estudiada en los últimos 5 años. Se calcula que entre un 5 y un 20% de los individuos con diabetes tipo 2 podrían ser sujetos MODY. Las características que definen a este subtipo de diabetes son la edad de aparición temprana, el patrón de herencia autosómico dominante y un defecto en la secreción y/o síntesis de insulina. Se han descrito hasta el momento 7 distintos genes implicados en el desarrollo del subtipo MODY en distintas poblaciones. Seis de estos genes codifican para proteínas conocidas como factores de transcripción: HNF-1a, HNF--4a, IPF-1, HNF-1b, Beta 2/Neuro D1 e Isl-1, además del gen que codifica para la enzima glucocinasa. (24) En población mexicana el 10% de los pacientes con diabetes de aparición temprana (antes de los 40 años de edad) tienen mutaciones en dos de los genes MODY descritos en otras poblaciones HNF-1a y HNF-4a. Estos pacientes portan mutaciones en dos sitios definidos: el exón 4 del gen HNF-4a y el exón 7 del gen HNF-1a. No se han identificado mutaciones en pacientes diabéticos de población mexicana en los genes de la glucocinasa, el gen IPF-1 o el gen HNF-1b. Adicionalmente se han podido mapear al menos tres regiones cromosómicas nuevas en familias MODY mexicanas en los cromosomas 1, 6 y 15. La identificación de estos genes permitirá el diagnóstico preclínico de los individuos en riesgo a través de la identificación de la mutación implicada con el desarrollo del padecimiento.

 

El reconocimiento de esta forma de diabetes (25) y su prevalencia en población mexicana será fundamental para el aspecto preventivo ya que la gran mayoría de los pacientes MODY son diagnosticados erróneamente como diabéticos tipo 1. A través de estudios en modelos animales se ha podido establecer que algunos los genes MODY además de participar en la síntesis y secreción de insulina intervienen en el proceso de diferenciación y proliferación del páncreas. En particular se ha sugerido que pacientes con mutaciones en los genes IPF-1 y Beta 2/NeuroD1 no deben ser tratados con hipoglucemiantes orales tipo sulfonilureas, ya que la estimulación farmacológica del páncreas puede encender el estímulo de muerte celular, (apoptosis) acelerando la pérdida de la función pancreática.

 

Con la identificación de los distintos genes responsables de la diabetes en población mexicana, será eventualmente posible el diagnóstico preclínico de individuos en riesgo, es decir aquellos con antecedentes heredo-familiares. En este sentido es fundamental que el estudio del paciente diabético incluya el diseño de un familiograma en donde a través de un cuestionario específico sea posible determinar el posible patrón de herencia (poligénico o monogénico). Esto además de definir en que tipo de genes puede encontrarse el defecto (eg genes de susceptibilidad o genes causales) será útil en el establecimiento de medidas farmacológicas específicas.

 

El estudio de las bases genéticas de la diabetes ha sido fundamental para entender este padecimiento como un conjunto de enfermedades de etiología diversa (e.g distintos genes y combinaciones como causa de diabetes en distintos individuos). El control optimo de la glucemia y la modificación de la historia natural de la enfermedad se alcanzará con mayor facilidad utilizando tratamientos específicos que consideren las distintas causas genéticas que pueden llevar al desarrollo de la enfermedad en cada paciente. Mientras que en las formas poligénicas de la enfermedad es fundamental el estímulo ambiental (dieta sedentarismo, estrés) para que la enfermedad se exprese, en los pacientes con la forma monogénica MODY el padecimiento se desarrollará en cerca del 100% de los individuos portadores de una sola mutación. En estos individuos el diagnóstico preclínico a una edad temprana (incluso en el período postnatal) podría retrasar la aparición de la enfermedad y el desarrollo prematuro de complicaciones crónicas.

 

La factibilidad de la prevención primaria

 

Los niveles de prevención más conocidos son los propuestos por Level y Clark que incluyen prevención primaria, secundaria y terciaria, mismos que fueron realizados con un enfoque principalmente dirigido a las enfermedades transmisibles.

 

La prevención primaria es el conjunto de acciones tendientes a reducir la incidencia de una enfermedad en la población en general; estas acciones deben dirigirse fundamentalmente a reducir los factores de riesgo modificables en personas sanas mientras su carga genética lo permita, para prevenir la aparición de la enfermedad.

 

Tanto la obesidad como la falta de actividad son factores de riesgo modificables aunque su manejo representa un reto, todo indica que su modificación reduce la incidencia de la diabetes,

 

La resistencia a la insulina, la falla en su secreción y los defectos metabólicos que preceden a la diabetes 2 pueden ser tratados además de los cambios en los estilos de vida con apoyo farmacológico. La hipótesis que tal tratamiento puede prevenir la diabetes no ha sido probada aún a largo plazo, pero los diferentes estudios de investigación a corto plazo y los resultados preliminares obligan a pensar que es una estrategia valiosa en la prevención de la incidencia de la diabetes.

 

La evidencia sobre la prevención de diabetes es amplia en primates y en Humanos; también se han realizado investigaciones del efecto del cambio en el estilo de vida; por ejemplo el UKPDS, El Programa de Prevención de la Diabetes (DPP)de la Clínica Joslin, (26)que es un estudio de estrategias clínicas al azar para prevenir o detener el desarrollo de la diabetes tipo 2 en individuos de alto riesgo con altas concentraciones de glucosa en ayunas y con daño a la tolerancia a la glucosa. El DPP es un estudio clínico para probar individuos con IGT y otras características de alto riesgo para la diabetes 2. Este tratamiento incluye dieta, ejercicio y el tratamiento de la hiperglicemia y la resistencia a la insulina con metformina. La meta es determinar cual de las intervenciones es más efectiva para aquellos de alto riesgo para diabetes tipo II para que en el futuro se reduzcan sus complicaciones; así como en el de aborígenes australianos que trabajan en la ciudad y han aumentado de peso, donde sus cifras de presión arterial son más altas y muchos de ellos son diabéticos, que al regresar a su lugar de origen, en aproximadamente siete meses, se normalizan los parámetros alterados.

 

El estudio de San Luis Potosí del Dr. Ricardo Quibrera; donde la mayor parte de los sujetos estudiados eran campesinos emigrados a la ciudad, en contraste con sus familiares, que en la zona rural eran más delgados, caminaban más, comían más fibra y sus lípidos y glucosa permanecían normales; en los sujetos estudiados se alteraron parámetros tales como índice de masa corporal, relación cintura – cadera, presión arterial diastólica, hiperinsulinemia de ayuno, hiperinsulinemia y glucemia posprandiales y triglicéridos.(19)

 

Todos los niveles de prevención son importantes y se complementan entre sí; no obstante, la prevención primaria es sin duda la que mejor costo beneficio tiene en la contribución a la salud y el bienestar de los individuos.

 

Los resultados de diversos estudios realizados en nuestro país muestran de manera consistente un incremento en la prevalencia de diabetes, que es resultado principalmente del aumento de la incidencia, debido en gran medida al incremento de la presencia de los factores de riesgo y a una mayor exposición de los mismos en la población.

 

Para lograr reducir la carga social de esta enfermedad, además de la detección y tratamiento de los individuos enfermos, se requiere de una profunda intervención de carácter preventivo. Actualmente se dispone de las evidencias científicas sobre los factores de riesgo responsables del desarrollo de la diabetes. Las experiencias internacionales sobre los beneficios para la salud pública son prueba de la importancia de la prevención primaria.

 

A pesar de los esfuerzos en la detección y tratamiento de los individuos enfermos, tales acciones no modifican la prevalencia de la enfermedad, este ultimo exige un compromiso de por vida y aunque reduce los riesgos y complicaciones no cura la enfermedad.

 

Sin olvidar que los tratamientos farmacológicos son costosos, sobre todo si se utilizan los nuevos medicamentos, además de no olvidar la presencia de sus efectos indeseables.

 

El riesgo de complicaciones cardiovasculares se inicia antes de verse alteradas las concentraciones de glucosa aceptadas por la asociación de Diabetes Americana como diagnósticas de diabetes (Glucemia en ayuno FPG o por curva de tolerancia a la glucosa), debido a que la relación entre la enfermedad cardiovascular y la diabetes, es de carácter continuo y progresivo.(8)

 

Aunque los individuos diabéticos reciban un tratamiento efectivo capaz de disminuir los valores de glucosa aceptables, tienen mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en comparación con los individuos con cifras de glucosa normales, ya que los factores de riesgo de la enfermedad macrovascular ya están presentes en individuos de alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Así que una política de prevención primaria más que de detección temprana y tratamiento de la diabetes son más efectivas en la prevención de complicaciones microvasculares y macrovasculares.(27)

 

El aumento de la prevalencia de diabetes con la edad no es simplemente el resultado del proceso de envejecimiento biológico, sino que se debe fundamentalmente a la exposición a factores ambientales a lo largo de la vida. Las evidencias científicas y las experiencias internacionales indican que la diabetes es prevenible o al menos posible retrasar su aparición.

Las estrategias de la Prevención Primaria de la Diabetes tipo 2

 

En la mayor parte de los estudios realizados el sobrepeso significó un riesgo mayor de llegar a sufrir diabetes. Se ha estimado que del 60 al 85% de los pacientes con diabetes cuenta cuentan este factor de riesgo; la evaluación de los grupos de ayuda mutua en 1999 reportó una distribución del IMC en más de 6,000 pacientes donde el 17.2 % fue menor de 25, el 30.0% mayor de 25 y menor de 27 y el resto mayor de 27. Por lo que prevalencia de sobrepeso y la obesidad, son factores que determinan conjuntamente con el resto de factores la presencia de diabetes.(28,29,30)

 

Así mismo, las evidencias científicas indican que la reducción de peso disminuye los valores de glucosa. El grado de reducción en los mg de glucosa se relaciona con el nivel de reducción del exceso de peso. Es importante sostener a largo plazo el control de peso, con el fin de conservar el efecto benéfico sobre los valores de glucosa en ayunas.

 

El mecanismo mediante el cual la actividad y el ejercicio físico contribuyen a la reducción de la glucosa tiene que ver con el síndrome de la resistencia a la insulina. Algunos estudios sugieren una acción mediadora de los niveles de la norepinefrina plasmática; es posible que intervenga una gran variedad de mecanismos fisiológicos como es la acción del sistema nervioso simpático, la sensibilidad a la insulina, el balance electrolítico, los baroreceptores y la estructura vascular.

 

Cuando se ajusta el efecto del ejercicio, la adiposidad, con relación a la glucosa en sangre disminuye, de donde puede interpretarse que el ejercicio, al menos parcialmente, produce su efecto protector mediante la acción sobre la composición corporal. (31,32,33)

 

La información sobre sedentarismo y actividad física de la población general es muy escasa. En el estudio sobre Validación del Cuestionario de Factores de Riesgo sobre Diabetes; se encontró una prevalencia de inactividad física de 50% en el sexo masculino y de 60% en el sexo femenino.(34)

 

Según grupos de edad, la prevalencia de sedentarismo en México es de 54% y 66% en hombres y mujeres de 40 a 44 años de edad respectivamente y de 48% y 55% en el mismo orden, para el grupo de 45 a 64 años de edad. (34)

 

Deben estimularse las iniciativas para promover la actividad física, particularmente en las instituciones educativas y los sitios de trabajo, así como por parte de todas las instituciones con responsabilidad en este campo. El público en general debe estar informado acerca de la importancia de mantenerse físicamente activo a lo largo de la vida. (35,36,37)

 

Por otra parte no existen suficientes evidencias para proponer el control del estrés como una estrategia útil para prevenir la diabetes. Lo mismo es aplicable a la ingesta de macronutrientes como grasas, ácidos grasos, carbohidratos y proteínas.

 

Diferentes estudios presumen efectos hipoglucemiantes con el consumo de fibra, ésta tiene gran utilidad como auxiliar para sustituir alimentos ricos en grasas, colesterol y calorías.

 

La prevención primaria de la diabetes puede lograrse mediante la aplicación de dos estrategias complementarias. La primera corresponde al enfoque poblacional. En este caso las intervenciones no farmacológicas están dirigidas a la población general con el objeto de lograr descensos en la distribución general de los niveles de la glucosa en ayunas. Debido a que la mayor parte de la población presenta cifras alrededor a 100mg/dl; incluso un pequeño descenso en los niveles de glucosa de la población tiene el potencial de producir no solo una reducción sustancial en la prevalencia de la Diabetes, sino un sorprendente descenso en el riesgo cardiovascular.

 

El estudio de Kumamoto determina que un adecuado control de la glucosa en pacientes con diabetes disminuye la mortalidad por enfermedad cardiovascular y vascular periférica en un 54%; el estudio de UKPDS fortalece lo anterior al reportar que la reducción de glucosa a valores normales reduce un 16% el infarto al miocardio y un 12% las complicaciones de diabetes. Basado en lo anterior se estima que un descenso entre 5-10 mg/dl en la distribución global de los niveles de glucosa en ayuno, puede reducir la mortalidad general entre 2 y 4%.

La segunda estrategia está dirigida a los grupos de algo riesgo de desarrollar diabetes, esto incluye a los individuos cuyos valores de glucosa se encuentra dentro del rango denominado alteración de la glucosa en ayuno o intolerancia a la glucosa; los que tienen historia familiar de diabetes, aquellos que tienen sospecha de Síndrome metabólico, entre los que están los individuos con obesidad, dislipidemias, hipertensión arterial, así como también aquellos individuos con marcadores tempranos de Síndrome Metabólico como sobrepeso, hiperinsulinemia, tabaquismo y baja actividad física (sedentarios).(38,34) El índice de resistencia a la insulina obtenido por el análisis del modelo hemostático(HOMA) puede proveer una estimación adicional útil para el estudio de riesgo de diabetes, ya que a través de este método se puede evaluar la acción de insulina(HOMA Ri) = insulina en ayuno(micro U /ml) por glucosa en ayuno (mmol/LL) / 22.5,teneindo como resultado un valor de referencia de 3.0. (40)

 

Por ejemplo: el riesgo de desarrollar diabetes es dos veces más alto para los hombres y mujeres con niveles de glucosa entre 110 y 125 mg/dl al compararlos con aquellos que tenían menos 110 a 100mg/dl , incluso tres veces para aquellos por abajo de 100mg/dl. (41)

 

El grupo de alto riesgo para este tipo de intervención está conformado por alrededor de 25 millones de personas mayores de 20 años, quienes presentan entre uno a tres factores de riesgo, el primero de ellos el de la intolerancia a la glucosa o alteración de la glucosa en ayunas que es de aproximadamente 9 millones y los dos subsecuentes completan el total y se mezclan entre ellos, a continuación se anexa el algoritmo de prevención primaria producto del consenso del Taller de Prevención y Control de Enfermedades del pasado 14 de noviembre del 2000 en la mesa de Prevención Primaria de Diabetes,(42,43,44,45,46)

 

Esta estrategia es de carácter más intensivo que el enfoque poblacional e incluye un abordaje farmacológico y no farmacológico, este abordaje se divide en tres grupos, el primero se dirige a los individuos con glucosa anormal, para normalizar sus cifras de glucosa. Este enfoque produce cambios en la glucosa de ayuno y la experiencia de los ensayos clínicos señala que el enfoque individual puede reducir la glucosa en ayuno de 3 a 10 mg/dl y esto se traduce en una reducción de 20 a 50% en la incidencia de diabetes entre los individuos sin enfermedad con genes polígenicos. Un creciente cuerpo de evidencia sostiene la factibilidad y el valor de estos dos enfoques, como métodos para prevenir la diabetes. Es importante recalcar que ambas estrategias son complementarias y se refuerzan mutuamente. (38)

 

El segundo grupo se dirige a individuos con sospecha de síndrome metabólico y el tercero a individuos con marcadores tempranos de síndrome metabólico.(38,39)

 

Como las estrategias para la prevención primaria consisten en el enfoque poblacional y en el enfoque hacia los grupos de alto riesgo, es de suma importancia que la campaña de prevención primaria de diabetes concentre sus mensajes en la población general y en los prestadores de servicios de salud, especialmente en los médicos, quienes pueden ejercer una intervención intensiva en los grupos de alto riesgo. (47)

 

Como el propósito de un programa de prevención primaria es la adopción de estilos de vida saludables y la reducción de los factores de riesgo de tipo ambiental, los componentes básicos de un programa de esta naturaleza son la educación de la población general; la colaboración de la industria alimentaria; la promoción de la práctica del ejercicio físico, y la participación del cuerpo médico y de los servicios de salud.(48)

 

La educación de la población es el componente fundamental de una campaña de prevención primaria. Para tal propósito, la intervención de los medios masivos de comunicación es indispensable. Los mensajes deben ser claros, concisos y prácticos y deben estar dirigidos a toda la población, incluyendo niños y ancianos, prestando especial atención a los individuos de nivel económico más bajo.

 

La campaña de educación al público (48) debe enfatizar que los estilos de vida que ayudan a prevenir la diabetes, también son útiles para prevenir otras enfermedades. Debe hacerse hincapié en la conveniencia de vincular la prevención de los factores de riesgo de diabetes con otros factores importantes para la salud cardiovascular como son el tabaquismo, la hipertensión arterial y las dislipidemia.

 

El sistema escolar en todos sus niveles, a través de actividades curriculares y extracurriculares, constituye un excelente medio para la promoción de estilos de vida saludables entre la población joven y la niñez.

 

Por otra parte la industria alimentaria tiene un papel muy importante no sólo en cuanto a la producción de alimentos, su conservación; si no también a la claridad en el etiquetado respecto al contenido calórico, grasas saturadas y colesterol.

 

Los hospitales, sitios de trabajo, restaurantes y demás lugares que sirven alimentos a grandes grupos de personas deben ser incentivados para que ofrezcan a sus clientes alimentos saludables. Estos establecimientos pueden servir de escenario para la educación y capacitación del público.

 

El éxito de un programa de prevención requiere del apoyo de los prestadores de servicios de salud. El personal de salud del primer nivel de atención, incluyendo a internistas, médicos familiares, ginecólogos, pediatras y enfermeras, forman uno de los grupos más importantes.

 

Resulta de gran utilidad producir materiales educativos para estudiantes de medicina, enfermeras, odontólogos y demás profesionales del área de la salud. También es conveniente presentar las bases científicas y los beneficios para la salud pública en eventos académicos. Es muy recomendable contar también con el apoyo de las organizaciones profesionales de los médicos.

La preparación de materiales y guías sencillas para instruir a los pacientes será de gran utilidad para los médicos, quienes deben ser estimulados a utilizar en el tratamiento de sus pacientes el mismo enfoque farmacológico y no farmacológico, que se utiliza en la prevención de la diabetes. Finalmente debe enfatizarse la necesidad de otorgar al personal de salud y a la sociedad que participa el reconocimiento correspondiente por su intervención en las acciones de prevención.

Meta de la prevención primaria de la diabetes

Enfoque poblacional

 

  • Desarrollo de una Campaña de Comunicación Social y Educativa, con el siguiente enfoque:

 

  • Mi peso es adecuado
  • Diariamente consumo frutas y verduras
  • Hago ejercicio o realizo actividad física diariamente
  • Evito Consumir en lo posible grasas de origen animal
  • Consumo sal en baja cantidad
  • No fumo y evito el humo del tabaco
  • No consumo bebidas alcohólicas o lo hago con moderación

Metas:

 

  • Lograr que el 60% de la población mayor de 20 años tenga un valor de glucosa por debajo de 100 mg /dl a lo largo de su vida.
  • Lograr que el 18% de la población mayor de 20 años tenga un valor de glucosa por debajo de 110 mg /dl y mayor de 100mg/dl.
  • Lograr que el 15% de la población mayor de 20 años tenga valores de glucosa entre 110 y 125mg /dl .
  • Lograr una prevalencia de diabetes en la población mayor de 20 años no mayor del 7%.
  • Utilizar el abordaje farmacológico y no farmacológico en el 100% de las personas con Hipertensión Arterial y Dislipidemias.
  • Detectar, vigilar y seguir del 100% de personas con marcadores tempranos de síndrome metabólico para realizar glucemia en ayuno y seguir el algoritmo propuesto para la prevención primaria.

Impacto de la prevención primaria de la diabetes.

Bases para el costo del impacto

 

  1. Se estima que en México existen 4.8 millones de personas con diabetes y el 30% desconoce que la padece(49).
  2. El costo anual del tratamiento de un diabético en control es entre 1,960.00 y 4,150.00 pesos, basado en la compra de medicamentos, 9 glucemias en laboratorio, 156 monitoreos de glucosa capilar, 12 consultas de medico general y 2 con especialista y una batería de exámenes de laboratorio entre los que están CT, T, HDL y EGO (21,50).
  3. El costo anual del tratamiento de un diabético con complicaciones micro ó macrovasculares es entre 6,860.00 14,525.00 pesos y se estima que alrededor del 45% presentan retinopatía diabética y el 10% por enfermedad coronar(6,49).
  4. El costo directo de captación de un caso de diabetes ó de Hipertensión Arterial fue de $80.45 pesos. (12)
  5. El 50% de los pacientes presenta complicaciones después de los 10 años y 80% a los 20 años del diagnóstico(49,51).

El Impacto de la Prevención Primaria en México

 

  1. Reducir la prevalencia de diabetes entre el 1.5 y el 3% en los próximos tres años, es decir se evitarían entre 878,000 mil casos a 1’756,000; con un ahorro mínimo de 7’251 millones en los tres años (41,42,53).
  2. Con un impacto a mediano plazo al retrasar la incidencia de diabetes entre el 1 y 2% bianual, es decir un millón 170 mil pacientes se retrasaría la enfermedad; con un ahorro mínimo de 4’855,000 millones de pesos anuales (20,54).

El Costo de la Prevención Primaria en México

  1. Existen alrededor de 9 millones de personas con intolerancia a la glucosa en ayunas, de estos el 80% tienen características poligénicas y alrededor del 20% monogénicos. (7)
  2. Duplicar el número actual de detecciones d e diabetes, para detectar 3.0 millones de personas con alteración de la glucosa ó intolerancia a la glucosa (11.5 Millones en el 2000), con un costo indirecto de 7 millones de pesos.
  3. Tratar a 3.0 millones anuales de personas con intolerancia a la glucosa, con un costo individual anual del tratamiento farmacológico y no farmacológico de alrededor de 600 pesos, con un costo de 1,800 millones de pesos, el primer año y de 2,700 millones el segundo y tercer año.
  4. El reto: la conceptualización del daño en la persona

Los resultados de estas y muchas otras investigaciones demuestran que la prevención es factor fundamental para el mantenimiento de un buen estado de salud. A pesar de lo anterior, el personal de salud no ha adquirido conciencia de ello y concentran sus actividades de la práctica cotidiana en la atención del paciente enfermo, dejando de lado actividades de promoción y prevención de los factores de riesgo que podrían repercutir de manera benéfica en la salud de toda la comunidad, así como disminución de los costos de la atención.

El cambio de mentalidad no es responsabilidad sólo del profesional de la medicina, deben participar de él todas las esferas de la sociedad y en especial, las instituciones educativas que a la postre son las encargadas de moldear y liderar los patrones de conducta que rigen a la comunidad. Dentro de ese enfoque, es necesario también que las facultades de medicina y centros de formación universitaria, en donde el médico adquiere sus hábitos profesionales, continúen dirigiendo recursos y esfuerzos hacia un papel decisivo del médico en la prevención.

El futuro: la prevención primaria y secundaria

Uno de los mayores logros para la diabetes será el fomento a la prevención primaria a través de evitar o disminuir los factores de riesgo, así como las adecuadas intervenciones farmacológicas y no farmacológicas. Por el momento, la diabetes puede ser diagnosticada en sus etapas más tempranas, y hay estudios que nos permiten identificar marcadores tempranos que pueden identificar a las personas que podrían ser afectadas en el futuro. En la actualidad, la investigación está mayormente dirigida a tratar de comprender los mecanismos que causan la diabetes. Una vez que todas las piezas de este rompecabezas sean identificadas, entonces será posible fortalecer aun más las estrategias para la prevención y control de la diabetes.

Bibliografía

1.-Estimaciones de Diabetes en el Mundo 1995-2025.1999WHO(WHO/OMS,2000) ncdinfo@who.int

2.-Estimacion de la Mortalidad Mundial por todas las causas y diversas Regiones. 1999WHO

3.- Sistema Estadístico Defunciones. México SSA (SEED.1999). Elaboro Programa de Salud del Adulto y del Anciano. CVE

4.- Fuller 1983, Fuller 1993, Whithall, Jougla, Andresen, CDC de Atlanta Georgia.

5.- Mortalidad Asociada a Diabetes en las Américas. 2000 WHO Alberto Barcelo. (Por publicarse)

6.La diabetes: un problema de salud pública en México. Foro Silanes. 4,9: 20-23, 2000.

7.Dirección General de Epidemiología, SSA/INNSC: Encuesta Nacional de Enfermedades Crónicas Secretaría de Salud. Méx. 1993.

8.-Kannel WB, Gordon T. Evaluation of cardiovascular risk in the elderly: Framingham Study. Bull N Y Acad Med. 1978;54:573-591.

9.Norma Oficial Mexicana SSA-015-1999 para la Prevención, Tratamiento y Control de la Diabetes. Pags. 5-6. México. 1999.

10.Modificaciones a la Norma Oficial Mexicana, NOM 015-SSA2-1994, para la Prevención, Tratamiento y Control de la Diabetes. Diabetes hoy. 20:229-250. 1999

11.Gutiérrez A.H., Lara E.A. y Guadalupe G.R., ¿Tiene Diabetes y no lo sabe? Diabetes.hoy 17:128-130.1999

12.Velázquez O.M., Lara A. E. La detección como instrumento para vincular la prevención primaria y la vigilancia epidemiológica de los factores de riesgo. Foro Silanes, 4,9: 20-23, 2000.

13.Guía de Detección Integrada de Diabetes e Hipertensión Arterial. (Coordinación de Vigilancia Epidemiológica. Secretaría de Salud). http:// www.ssa.gob.mx-actualissate-3-mayo99-not-di-htm

14.La detección como instrumento para vincular la prevención primaria y la vigilancia epidemiológica de los factores de riesgo. Diabetes hoy. 22: 300-308. México. 2000

15.¿Tiene Diabetes y no lo sabe?, ¿Por qué la detección es importante?. Leti´ts´ak. (1) 1:8-9. México. 1999

16.¿Tiene Diabetes y no lo sabe?, ¿Por qué la detección es importante?. Leti´ts´ak. (2) 1:5-8. México. 1999

17.¿Tiene Diabetes y no lo sabe?, ¿Por qué la detección es importante?., Leti´ts´ak. (3) 1:13-14. México. 1999

18.Policy Gruoup. Manual para el Tratamiento de la diabetes Mellitus No Insulinodependiente (DMND) 2º edición Bohringer Mannheim GmbH, M Alemania 1993. pp 5.

19.Simposio Avances en el tratamiento secuencial de la diabetes mellitus. Guadalajara, Jalisco. Noviembre 1999. Bases para la Prevención Primaria Dr. Ricardo Quibrera.

20.- Pan X, et al. Effect of dietary and/or exercise intervencios on incidence of diabetes in 530 subjets with IGT-The Da Quing IGT and Diabetes study. IDF Federation Congress Program,489,1994(abstract)

21.Manifestación del impacto regulatorio de la NOM-SSA-030 1999, para la prevención, tratamiento y control de la hipertensión arterial/Diabetes. Pags. 3-7. México. 1999.

22.Permutt MA, Hattersley AT. Searching for type 2 diabetes genes in the post-genome era. Trends in Endocrinology and Metabolism 2000 11:383-393.

23.Horikawa Y, Oda N, Cox N, et al: Genetic variation in the gene encoding calpain-10 is associated with type 2 diabetes mellitus. Nature Genetics 2000 26: 163-175.

24.Del -Bosque L., García-García E, Ramírez-Jiménez S, et al. Análisis of the glucokinase gene in Mexican families displaying early-onset non-insulin dependent diabetes mellitus including MODY families. Am J Med. Genet 1997 72: 387-393.

25. Aguilar-Salinas C, Reyes-Rodríguez E, Ordóñez-Sánchez M.L. et al. Early-onset type 2 diabetes: Metabolic and genetic characterization in the Mexican population. J Clin Endo Metab 2001 en prensa.

26.- the diabetes prevention program research Grpup. The diabetes prevention Program. Diabetes Care. 22:623-634,1999

27.-Folsom AR Caspersen CJ, Taylor HL, et al., Leisure time physical activity and its relationship to coronary risk factors in a population based sample. Am J Epidemiol 1985;121:570-529.

28.-National Institutes of Health Consensus Development Panel on the Health Implications of Obesity. Health Implications of obesity: National Institutes of Health Consensus Development. Ann Intern Med. 1985;103:981-1077.

29.-Van Itallie TB. Health implications of overweight and obesity in the United States Ann Intern Med 1985; 103:983-988.

30.-National Institutes of Health Consensus Development Panel on the Health Implications of Obesity. Health Implications of obesity: National Institutes of Health Consensus Development. Ann Intern Med. 1985;103:981-1077.

31-Pollock ML, Miller hs Jr, Janeway R, Lnnerud AC, Robertson B, Valentino R. Effects of walking on body composition and cardiovascular function of middle -aged men. Jappl Physiol. 1971; 30:126-130.

32.-King Ac, Haskell WL., Taylor CB, Kraemer HC, DeBusk RF, Group -vs home-based exercise training in healthy older men and women. A community-based clinical trial. JAM 1991;266:1535-1542.

33.-McQuarrie I, Thompson WH, Anderson JA. Effects of excerssive ingestion of sodium and potassium salts on carbohydrate metabolism and blood pressure in diabetic children J Nutr. 1936;11:77-101.

34.Gutiérrez A.H., Lara E.A., Guadalupe G.R., Sánchez M.J.C. y Cols. Estudio comparativo de tres métodos de detección de diabetes tipo 2. Mexico. Programa de Salud del Adulto y el Anciano. Coord. de Vigilancia Epidemiológica. SSA, 1997

35.-Caspersen CJ Bloemberg BMP Saris WHM, Merritt RK Kromhout D. The prevalence of selected physical activities and their relation with coronary heart disease risk factors in elderly men: the Zutphen Study, 1985. Am J Epidemiol 1991;133:1078-1092.

36.-Crow RS. Rautaharju PM. Prineas RJ, et al., for the Multiple Risk Factor Intervención Trial Researchs Group Risk factors, exercise fitness and electrocardiographic response to exercise in 12,866 men at high risk of symtomatic coronary heart disease. Am J Cardiol 1986;57:1075-1082.

37.-Taylos HL. Occupational factors in the study of coronary heart disease and physical activity. Can Med Assoc J. 1967:96:825-831.

38.-Taller de Prevención y Control de la Diabetes. Mesa de Prevención Primaria de la Diabetes. México 14 de Noviembre del 2000.(Por publicarse)

39.González Ch. A. y Col. Consenso Mexicano de Resistencia ala Insulina y Sindróme Metabólico. Rev. Mex. Card. 10(1), 3-18. México1999

40.-González –Ortíz M., Martínez-Abundis E, Escalante-Pulido JM. Comparison of homeostasis model analysis with insulin tolerance test in the assessment of insulin resistance in healthy young people. Diab. Nutr. Metab. 11(2):136-139, 1998.

41.-Ralph B. Dagnostino Jr. Steve Hafner, Richard Bergman, Lynne Wagenknecht, Marian Rewers. Predictores of progressions to type II diabetes or regressions to normal glucose tolerance in person with imparied glucose tolerance. A Journal of the american diabetes association. May 2000 vol,.49 supl. 1

42.-González –Ortíz M., Martínez-Abundis E. Maternal effect of Type 2 diabetes mellitus on insulin sensitivity and metabolic profile in healthy young Mexicans. Diab. Nutr. Metab. 12 (1): 32-36,1999.

43.-González –Ortíz M., Martínez-Abundis E., Cardona-Muñoz EG, Lifshitz A, Quiñones-Galvan A. Metabolic Prolife and Insulin Sensitivity in Healthy Young Mexicans with a Strong Family History of Non-Insulin-Dependent Diabetes Mellitus in the Paternal Branch. Archives of Medical Research, Vol. 28, No. 3, pp.421-424, 1997.

44.-González –Ortíz M., Martínez-Abundis E, Lifshitz A. Insulin Sensitivity and Sex Steroid Hormone Levels during the Menstrual Cycle in Healthy Woman with Non-Insulin-Dependent Diabetic Parents. Gynecol Obstet Invest 1998; 46: 187-190.

45.-González –Ortíz M., Martínez-Abundis E, Balcázar-Muñoz BR, Pascoe-González S. Effect of sleep deprivation on insulin sensitivity and cortisol concentration in healthy subjects. Diab. Nutr. Metab. 13 (2):80-83, 2000.

46.- González –Ortíz M., Martínez-Abundis E, Balcázar-Muñoz BR. Serum Leptin Concentrations in Young Insulin-Sensitive and Insulin-Resistant Volunteers. Horm Metab Res 2000; 32:273-276.

47.Comunicación y perspectiva de audiencias: una investigación cualitativa para la diabetes. Endocrinología y Nutrición. (8) 1: 5-13. México. 2000

48. Gallegos F., O. Velázquez M., U. Pliego P., M.A. Martin , A. Lara E. y Col. La Diabetes: 22.-Investigación Cualitativa de Audiencias para una Campaña de Comunicación en México. Diabetes hoy. 17: 263-273, México. 2000

48.bis.-Diabetes Atlas 2000 International Diabetes Federation. Resúmen 14-15

49.-Tuomilehto, J. Marti B, Salonen JT Virtala E. Lahti T. Puska P. Leisure time physical activity is inversely related to risk factors for coronary heart disease in middle-aged Finnish men. Eur Heart J. 1987;8:1047-1055.

50.Diabetes costs lives. Brussels. International Diabetes Federation. and World Health Organization. 1999.

51. Información para el Paciente Diabético. Instituto Nacional de la Nutrición "Salvador Zubirán" Departamento de Educación para la Salud. Funsalud-Silanes. México. 1999.

52.-Alpizar S.M.y Col. Aciones anticipadas ante diabetes meñllitus. Rev.Med. IMSS;36(1):3-5

53.-BournDm,et al Imparired glucose tolerance an NIDDM:Doesa lifestyle intervention program have an effect? Diabetes Care 17:1311-1319.1994

54.- Eriksson KF, Lingarde F. Prevention of type 2(non-Insulin-dependent) diabetes mellitus by diet and exercise; the 6- year Malmo feasibility study.Diabetologia, 34:891-898,1991.

 


Inicio

Página Principal

® Derechos reservados
INSP-CENIDS 2002